Horarios que benefician al aprendizaje.

En Finlandia, desde la educación inicial, la ley dice que por cada 60 minutos de asistencia de los alumnos al colegio se deben aplicar por los menos 50 minutos a clase y los 10 minutos restantes pueden ser de descanso.  Nuestro colegio hace lo mismo.
Tanto para los finlandeses como para nosotros, la calidad del tiempo de clases es más importante que la cantidad de tiempo que se invierte en las mismas.

“Los descansos y recreos son importantes para refrescar la mente y los alumnos se concentran mejor durante la clase.”
Heikki Rönkkö, Director de la Primaria de Kirkonsalmi, Iisalmi, Finlandia.

Gracias a esos minutos de descanso, las mentes de nuestros alumnos están mucho más listas y dispuestas para seguir construyendo su aprendizaje.

“Durante el recreo todos los alumnos tienen que salir de los salones. A mí me gusta
saltar la cuerda con mis amigas o nos vamos a la biblioteca a leer libros.”
Elli Jääskeläinen, 8 años, 2º de Primaria, Lapinlahti, Finlandia.